« UN COBRADOR DEL FRAC PARA MADRAZO. | Inicio | LA VERDAD SOBRE LO QUE ESTA OCURRIENDO »

Comentarios

Iñigo Treviño

Y... ¿A qué vendrá a cuento la novelita de hoy del Senador?

Ayer debió sentirse inspirado, tiró de google y, ya se sabe, a copiar y pegar.

Es otro ejemplo más de su afán victimista y manipulador, ¡Qué horror! lo malos que fueron los españoles y como les perjudicaron con "La Pepa". Por cierto ¿cuánto duró esa Constitución?

Senador, una pregunta, que como siempre no contestará, pero a lo mejor no falta algún/na voluntario/a nacionalista peneuvista en hacerlo.

Es la siguiente: Unos 900 años, llevan los vascos y más de 400años los navarros disfrutando de los privilegios que les dieron los REYES CASTELLANOS Y DESPUES ESPAÑOLES, en resumen REINOS DE ESPAÑA y que vergonzosamente duran hasta nuestros días.

En ese transcurso de casi 9 siglos, ¿Cuántos años han estado los alaveses sin Fueros? La misma pregunta para vizcaínos e idéntica para guipuzcoános.

Lo mismo pregunto para los navarros, pero cambiando de 9 a 5 siglos disfrutando de fueros.

Seguro que esta vez alguien me contesta. Gracias anticipadas.


Mendi

18 de Marzo... Cadiz.... ¿No serian Carnavales o alguna resaca de los mismos? Quizá lo que se llama "Constitución" no fuese más que una Chirigota que algunos se tomaron en serio....

aym qué cansinos



Qué pobrecitos los nacionalistas vascos, cuánto sufren de todo lo que les rodea. El discurso victimista de siempre...lo peor de todo es que acaban creyéndoselo.

José Ángel Pérez - Nievas Abascal

Parlamento, derechos históricos y revolución

José Ángel Pérez - Nievas Abascal

Artículo Publicado en Diario de Noticias de Navarra.

Días pasados Javier Tajadura Tejada proponía como referente, faro orientador, en estos momentos de confusión y desorientación, decía, al presidente de Extremadura, Rodríguez Ibarra, como paladín de la Unidad del Estado e igualdad de los españoles.

Al mismo tiempo calificaba de conservadores y tradicionalistas a los partidarios de los derechos históricos que pretenden sustituir la legitimidad racional por la tradicional, y no entender, decía, que tras la Revolución francesa, pudieran defenderse, con olvido de los ideales que la misma trajo.

Y todo ello, porque el extremeño calificó de antigualla a los derechos históricos y fue reprobado por el Parlamento de Navarra que, por lo visto, no tiene asuntos más importantes de qué ocuparse, ya que no existe la discriminación zonal con la ley del vascuence, ni el pantano de Itoiz con todos sus problemas e irregularidades, ni transferencias pendientes, ni el desprecio que nos muestran cuando se habla de nacionalidades históricas, y no se menciona a Navarra. Hecho que indignó a un notario de Barcelona, que ejerció en Tudela, que en un artículo de prensa afirmaba que si alguien tenía derecho a ser considerada nacionalidad histórica era ella...

Ante hechos así, me alegro de haberme arrepentido, como he manifestado en otras ocasiones, de haber criticado que no se hiciera uso de la posibilidad que el llamado Amejoramiento, da de llamar al organismo Parlamento o Cortes de Navarra. Visto lo visto, llamémosle Parlamento y dejemos lo de Cortes de Navarra para cuando de verdad lo sean.

Podrá ser más o menos afortunada la expresión derechos históricos. A mí personalmente no me gusta, pues creo que tiene un sentido parcial, pero no me convencen las razones del señor Tajadura Tejada, aun cuando él las refuerce con la auctoritas del señor García Pelayo, por haber consagrado su vida a la libertad y democracia, pues el mejor escribano echa un borrón, y él lo echó, pues la verdad que una cosa es predicar y otra dar trigo.

No alcanzo a comprender qué entiende por igualdad de los españoles. Ni siquiera puede aplicarse de los navarros, y si no ahí está el plus de capitalidad que recibe el pueblo de Pamplona y no lo tienen el resto de los pueblos de Navarra, el derecho, cuando menos teórico, a que los vecinos de determinados pueblos y valles puedan disfrutar de Bardenas, y no el resto, unos tienen derecho al modelo D en educación, y no lo tienen otros y así podríamos seguir hasta cansarnos. Hay que comenzar por centrar el concepto de igualdad, que debe trascender de los individuos y llegar a las colectividades. Y ya que se ha hablado de la Revolución francesa, no estaría de más recordar que muchas de las cosas que surgieron de la misma, nos parecen una barbaridad vistos con criterios democráticos actuales. Por ejemplo, el artículo 27 de la Constitución de 1793 surgida en pleno dominio del terror dice, nada menos que "todo individuo que usurpe la soberanía debe ser muerto al instante por los hombres libres". Por ello es preciso señalar, que a la Revolución francesa se le deban grandes conquistas a favor de las personas o derechos individuales, pero no tanto respecto de los colectivos y, si no, veánse los frutos de la ola armada con que asoló Europa, el centralismo más absoluto y férreo. Resaca, de la que poco a poco se va saliendo de distinta manera según las circunstancias y territorios.

Cuando surge la Revolución francesa, un mismo soberano asumía la titularidad de la soberanía de los distintos pueblos que constituían las Españas, pero cada uno con su individualidad y especiales características e instituciones. Cuando la Revolución proclama que la soberanía reside en el pueblo, no en el Rey, no cabe la menor duda de que cada uno de los pueblos de las Españas, en buena lógica, era titular de su soberanía. Y me pregunto ¿quién atribuyó facultades o atribuciones a las Cortes de Cádiz, para privar a los pueblos de su soberanía y convertirlos en provincias? Además, sin que ninguno de esos pueblos tomara parte real en la decisión, de crear un Estado sobre las ruinas de sus instituciones, y establecer un descarnado centralismo, que a lo largo de casi dos siglos se ha ido mitigando como resultado de profundas convulsiones, y siempre a virtud de concesiones graciosas de ese ente artificial surgido de las Cortes de Cádiz, que es el Estado español tal como lo conocemos.

Hablar de que la igualdad de los españoles y la unidad del Estado son principios por los que merece la pena luchar, democráticamente admisible, es decir, siempre que no sea impuesta la unidad, y algo de eso hay, cuando se viene cuestionando, de una u otra manera, desde su creación. Preferimos luchar por la verdadera libertad, la de decidir cada pueblo de las Españas si quiere o no convivir, y la forma de esa convivencia. Esperamos que algo, tan elemental, acabe siendo realidad.

(*) Secretario de Euskalherriko Karlista Alderdia EKA en Navarra

Hitur

Magnífica entrada.
Ya lo sabíamos... pero conviene recordar de vez en cuando cuánto mal hizo aquella constitución, que fue modelo para las posteriores, anulando el Reino de Navarra (y cambiando las fronteras de España a su antojo) y dividiendo a los vascos.

Iñigo Treviño

Si Hitur quisiera explicarmelo, se lo iba a agradecer.

El Reino de Navarra en esa época era ya historia. En todo caso podríamos hablar del antiguo Reino de Navarra. Sólo existía ya el reino de España

¿En qué dividió a los vascos?

exvasco

La Constitución de Cádiz de 1812 supuso para toda España, incluidas las Vascongadas, la llegada de los primeros atisbos democráticos , modernizadores, verdaderamente progresistas (no "progres").

Veamos algunas de las novedades que introdujo la llamada "Pepa":

División de poderes, abolición de señoríos jurisdiccionales y creación de un cuerpo de judicatura profesional, entrega del Poder a los diputados como representantes de la soberanía nacional, limitación del poder del Rey, derechos civiles individuales, habeas corpus, inviolabilidad personal y domiciliaria, abolición de la Inquisición, prohibición del tormento, ...

Frente a la Constitución se alzó el Carlismo absolutista y reaccionario.El Carlismo ultraconservador pretendía la entrega del Poder al Rey, la Iglesia y la aristocracia, manteniendo las caducas estructuras políticas del Antiguo Régimen.

El liberalismo supuso por primera vez en España un amago de libertad, de democracia, de "nación" formada por todos los ciudadanos como depositarios de la "soberanía nacional".

No es casual que en las propias Vascongadas fueran las ciudades, Bilbao y San Sebastián, las partidarias del Liberalismo. Y es que la modernidad, el progreso, fruto del comercio y la actividad económica son siempre más potentes en los núcleos urbanos que en los rurales.

El Carlismo arraigó en los pueblos del interior, aislados de cualquier corriente modernizadora, donde los propietarios de la tierra y la Iglesia pretendían eternizar el sistema medieval de los Fueros.

Fue entonces cuando la Iglesia abrazó la "causa" del vascuence, pues éste constituía una garantía de aislamiento para los pobres campesinos, sumidos en la ignorancia. El castellano suponía una vía peligrosa para la introducción de ideas "liberales", que traían novedades letales para los privilegios de la Iglesia y los terratenientes.

Que a estas alturas el bruto de Tomás de Zumalacárregui (gran bombardeador de Bilbao) disponga de una Avenida en mi villa natal, y que su hermano Miguel de Zumalacárregui (diputado en Cádiz) no sea ni dado a conocer a los niños en las ikastolas, es una muestra más de la ignorancia en la que el nacionalismo vasco tiene sometido a las Vascongadas.

Ahora bien, sarna con gusto no pica, y los vascos tienen lo que se merecen, así lo han votado. Allá ellos, la decadencia moral e intelectual libremente elegida.

Carlos

Estimado Senador, sólo quiero hacerle un recordatorio histórico que está, más o menos, relatado en todo libro histórico que se precie serlo. Fernando VII murio en 1833 (un auténtico sinverguenza, en esto creo que ambos coincidimos)y se nombró heredera a Isabel , con solo 3 años. Mientras no alcanzó la mayoría de edad, reinó su madre, María Cristina. Los Carlistas se sublevaron por todo el país. La reina movió peones en las altas esferas del Ejército, para buscar partidarios. Además, transigió con los liberales (que en su intimidad,la repudiaban) y puso el gobierno en manos de Martínez de la Rosa, un liberal moderado que apenas era liberal y cuya reforma constitucional decepcionó a las fuerzas progresistas que seguían añorando la Pepa (Constitución de Cádiz). España se dividió en dos bandos y comenzó la guerra civil. Los carlistas, fuertemente implantados en el rural de Navarra, País Vasco, Aragón y Cataluña, azuzados por la Iglesia y los estamentos más reaccionarios, que consideraban el liberalismo una amenaza contra sus arcaicos fueros, alistaron fuerzas suficientes para enfrentarse al Ejército regular, o al menos, hostigarlos en el sistema de guerrillas. Frente a esto, al gobierno de la Reina lo sostuvo la incipiente burguesía liberal de las grandes ciudades y del apoyo internacional de Inglaterra, Francia y Portugal. Dentro de este bando liberal se destacaron dos corrientes, la oficial, muy moderada y la progresista, que presionaba para la liberalización del país. Finalmente, consiguieron situar en la jefatura del gobierno a uno de los suyos, Mendizábal, que reorganizó el gabinete y decretó la famosa desamortización que lleva su nombre. El Estado puso a subasta pública gran parte de las propiedades que la Iglesia había ido acumulando a lo largo de los siglos, en total un tercio de las tierras del país. Se pretendía que ese inmenso patrimonio, manara riqueza pública, que buena falta hacía, a través de su venta a manos de la burguesía. Mientras tanto,sin entrar en el tema de Espartero y el general Narváez, los carlistas no dejaban de incordiar. El propio don Carlos fracasó en su intento de hacerse con Madrid y su general Zumalacárregui, murió cuanto sitiaba Bilbao, poco después de que su cocinero inventara la tortilla de patatas. El hallazgo de esta fórmula culinaria fue cuanto de bueno trajo una guerra absurda y cruel. El armisticio se precipitó cuando el general carlista Maroto, rebelado contra los meapilas que rodeaban a don Carlos, pactó la paz con Espartero. Esta guerra no resolvió nada, más bien aplazó el problema del enfrentamiento entre liberales y conservadores hasta 1936. Pero volviendo atrás, a la época napoleónica; cuando la familia de Carlos IV era un hervidero de ambiciones, de rencillas y odios, exceptuando al mismo rey, que no se enteraba de nada, el puñetero principe Fernando (despues sería Fernando VII),que despreciaba a su padre y odiaba a su madre y por celos e impaciencia por gobernar, se enredó en tratos con los ingleses y preparó un golpe de Estado contra su propio padre. Mientras, Napoleón con el pretexto de ocupar Portugal, tenía más de cien mil soldados franceses acantonados en España. Había que ser muy lerdo para no advertir que Napoleón pretendía adueñarse del país. El plan era fácil, consistía en trasladar la frontera francesa al río Ebro y compensar a España con esta pérdida con Portugal ( Carlomagno, mil años antes intentó lo mismo, pero no ofreción nada a cambio). Y es que teníamos a un rey lelo (Carlos IV) y a su hijo cabrón ( Fernando VII) como portavoces de España pero el plan era beneficioso para ésta, perdiamos de una vez por todas los reinos más costosos e insolidarios de la península: Navarra, País Vasco o parte de él y Cataluña. Y esto señor Senador no de recuerda. Dea gracias de que todavía tienen autonomía porque si entonces hubiesemos cedido, hoy serían, provincia francesa y no creo que eso signifique ser Nación ni Estado-Nación ni cosa parecida. De una por todas, sean sinceros consigo mismos y con el resto de los españoles.

Fortunato


El Fuero Nuevo de Vizcaya (en torno a 1520) prohibía la tortura. Con la constitución de Cadiz los vizcainos perdieron este "privilegio".

Milio

Carlos que Navarra y P.Vasco no son solidarias tiene un pase, pero Catalunya es la MAS solidaria de todas.

mekaguen

los fueros deben ser origionarios de costumbres romanas que para seguir controlando sin problemas cedian algunos derechos a los naturales para seguir controlando y cobrando impuestos.
claro que en el pais vasco debian ceder algo mas por lo dificil de estas naciones vascas.
luego claro si los españoles se copian la pepa, se acaban los derechos y logico,se arman las carlistada, los romanos modernos son mas brutos, ja, ja, ja

Armas pa'l Puebro

El 23-VIII-2007 Exvasco se quejaba de que una avenida de Bilbao homenajee a Zumalacárregui. Se suele olvidar interesadamente que esa denominación la pusieron los franquistas, no los nacionalistas vascos. Irónicamente, hay calles homónimas en Sestao, Baracaldo, Donostia y Basauri ,localidades con alcalde del PSE-EE. Ningún "constitucionalista" ha dicho ni pío (ni Pío Moa, ja, ja). Se da incluso la paradoja de que la calle "bochera" dedicada al proto-mártir tradicionalista Marcelino Oreja Elósegui -ya no se hacen piquetes socialistas como los de octubre de 1934- antes de la toma franquista de Bilbao (junio de 1937) se llamó calle del 25 de Diciembre de 1836, fecha de la liberación de la Villa tras la batalla de Luchana, en la que los soldaditos isabelinos cardaron la lana y "Espartero" -ése ni siquiera era su apellido verdadero- se llevó la fama. Ningún "constitucionalista" ha expresado su disconformidad (¿tal vez para no molestar a Jaime Mayor Oreja "El Perseverante"?).Sobra añadir que los "constitucionalistas" nunca se han quejado de la avenida dedicada al pretendiente carlista Carlos VII en Portugalete -es más, el PSOE votó en contra de propuestas nacionalistas para cambiar dicha denominación-, de la calle de Vázquez de Mella en la misma localidad, de la plaza de Valdespina en Ermua -el organizador de la caballería carlista (sin comentarios)- y de la calle baracaldesa de Cástor de Andéchaga. Y ahora lo más alucinante: el carrer de Ferran VII en Barcelona, que homenajea al nefasto Fernando VII. Los republicanos en 1931-1939 pusieron otra denominación (carrer de Joan Fiveller), pero luego vinieron los franquistas y recuperaron al Borbón. Los franquistas cuando tomaron Bilbao hasta eliminaron la plaza de la República de Begoña. Los tontainas de ellos se pensaron que el nombre hacía referencia a la II República, cuando en realidad Begoña, localida absorbida por Bilbao, era administrativamente una república ,como Bilbao es una villa, Sestao un concejo, Oñate una universidad, Derio una anteiglesia y Orduña una ciudad, por ejemplo.

Armas pa'l Puebro

Por cierto, ¿la cacareada Constitución de Cádiz qué decía de la esclavitud en las posesiones coloniales españolas? Tampoco separaba Iglesia (católica) y Estado. De libertad de cultos nada de nada.

yazz

pero porq la pepa??

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha guardado el comentario. Los comentarios están moderados y no aparecerán hasta que se aprueben. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados, no aparecerán hasta que no se aprueben.

Tus datos

(El nombre es obligatorio. La dirección de correo no aparecerá en el comentario.)

Mi foto

Twitter

Buscar


septiembre 2020

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30