« HABÍA ANTES UNA PALABRA PARA DEFINIR LO QUE HA OCURRIDO: SUCURSALISMO | Inicio | DOS TUMBAS »

Comentarios

Iñigo Treviño

UNIVERSALES EN TODO

El jueves y viernes de la semana pasada, 2 y 3 de Agosto, por motivos de trabajo, los he tenido que pasar en Guipúzcoa.

San Sebastián sigue siendo una ciudad muy bonita y se respiraba buen ambiente por la calle.

Algo me llamó poderosamente la atención cuando entré en varios bares. En todos se veía una apetitosa y numerosa variedad de pinchos, tapas o como prefieran llamarlas, pero…¡¡QUE ASCO!! Todos estaban expuestos a la vista del público sin la obligada protección de vitrinas. Creía que eran obligatorias en toda España (perdón, por ofender, en el Estado)

Esos alimentos están recibiendo directamente el nauseabundo humo de los cigarros de los fumadores y sus pestilentes alientos Están recibiendo todas las toses y estornudos de los clientes, acompañados, como es normal, de “perdigones” de saliva. En fin ¡¡GUARRADA TOTAL!!

Si la normativa vasca no contempla la protección en vitrinas, es que son ustedes y sus normas tercermundistas. Si lo contempla, es que son ustedes tercermundistas por no hace cumplir las normas de higiene. Insisto de nuevo, DE AUTÉNTICO ASCO.

En cualquier establecimiento público de España (perdón, del Estado) en la inmensa mayoría, (son excepcionales los casos a lo vasco, en el supuesto de que existan), cumplen con las normas que el sentido común y la higiene más elemental establecen.

Cambiando radicalmente de tema. El viernes y mientras esperaba a una persona, tuve oportunidad de ver en la TV Vasca sobre las 4 ó 4,30 de la tarde un debate de actualidad que se llamaba algo así como: PÁSALO o CONOCELO, no recuerdo exactamente.

Se debatía sobre el tema de “Navarra”. Un señor que creo le llamaban José Ramón y que en un rótulo creo que ponía que era “Publicista”, se le vio como se desencajaba, se retorcía, algo así como si se le acabara de reventar la úlcera duodenal y poniendo una cara al más puro estilo de un “Arzallus cabreado”, empezó a soltar, no sé que improperios a Zapatero. Ceo que podía tener una pizaca de razón en lo del cabreo, pero ¡qué manía tienen ustedes los vascos en ir por el mundo insultando!. Usted, Anasgasti, el primero.

Pero lo mejor fue el remate. Siguieron hablando de himnos de “Euskadi" de Vizcaya etc. al final, salido totalmente de sus casillas, comentó que “con conocimiento de causa” podía afirmar que entre los españoles (excluyendo a los vascos como tales. Curiosamente sus apellidos creo recordar eran españoles 1000x1000) no había ningún poeta o escritor capacitado para hacer una digna letra al actual Himno de España. Todos borregos, menos los vascos. ¿Dónde he oido yo eso?

En fin, eso, más lo de la presentadora que no sabía donde estaba Tenerife, todo un espectáculo muy “vasco", muy cultural.

Anasgasti, ustedes, los vascos, llegarán lejos. Les doy un 10 en todo. Siguen siendo los mejores.

aupa chorlito,cabeza de buey

es una verdadera pena que midan a todos los vascos por el mismo rasero,pues hay muchos que odian a eta, sobre todo los de origen español.

ible

Iñigo di que si, VEN Y CUENTALO.

Xabier.

Iñaki : Tus últimos mensajes sobre "UNIVERSALISMO" y sobre la postura de la Iglesia ante los curas fusilados por Franco y nunca reconocidos, me traen a la memoria un Discurso del Papa Juan Pablo II con motivo del 50 Aniversario de las Naciones Unidas. Creo que es más que conveniente difundir y hacer público este discurso en que la Derecha Españolista, una vez más quiere deslegitimar a los "nacionalismos periféricos" así como a los cristianos de base monopolizando el discurso para su público imperial-derechista. Espero que difundas este artículo de SS Juan Pablo II, no muy conocido, que muchos "buenos españoles" debieran leer.

S.S JUAN PABLO II , CONFEDERACIÓN Y AUTODETERMINACIÓN
----------------------------------------

DISCURSO DE SU SANTIDAD EL PAPA JUAN PABLO II


A LA QUINCUAGÉSIMA ASAMBLEA GENERAL
DE LAS NACIONES UNIDAS

Nueva York, 5 de octubre de 1995

Texto Completo :http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/speeches/1995/october/documents/hf_jp-ii_spe_05101995_address-to-uno_sp.html

Esta tensión entre particular y universal se puede considerar inmanente al ser humano. La naturaleza común mueve a los hombres a sentirse, tal como son, miembros de una única gran familia. Pero por la concreta historicidad de esta misma naturaleza, están necesariamente ligados de un modo más intenso a grupos humanos concretos; ante todo la familia, después los varios grupos de pertenencia, hasta el conjunto del respectivo grupo étnico-cultural, que, no por casualidad, indicado con el término "nación" evoca el "nacer", mientras que indicado con el término "patria" ("fatherland"), evoca la realidad de la misma familia. La condición humana se sitúa así entre estos dos polos - la universalidad y la particularidad - en tensión vital entre ellos; tensión inevitable, pero especialmente fecunda si se vive con sereno equilibrio.

8. Sobre este fundamento antropológico se apoyan también los "derechos de las naciones", que no son sino los "derechos humanos" considerados a este específico nivel de la vida comunitaria. Una reflexión sobre estos derechos ciertamente no es fácil, teniendo en cuenta la dificultad de definir el concepto mismo de "nación", que no se identifica a priori y necesariamente con el de Estado. Es, sin embargo, una reflexión improrrogable, si se quieren evitar los errores del pasado y tender a un orden mundial justo.

Presupuesto de los demás derechos de una nación es ciertamente su derecho a la existencia: nadie, pues, - un Estado, otra nación, o una organización internacional - puede pensar legítimamente que una nación no sea digna de existir. Este derecho fundamental a la existencia no exige necesariamente una soberanía estatal, siendo posibles diversas formas de agregación jurídica entre diferentes naciones, como sucede por ejemplo en los Estados federales, en las Confederaciones, o en Estados caracterizados por amplias autonomías regionales. Puede haber circunstancias históricas en las que agregaciones distintas de una soberanía estatal sean incluso aconsejables, pero con la condición de que eso suceda en un clima de verdadera libertad, garantizada por el ejercicio de la autodeterminación de los pueblos. El derecho a la existencia implica naturalmente para cada nación, también el derecho a la propia lengua y cultura, mediante las cuales un pueblo expresa y promueve lo que llamaría su originaria "soberanía" espiritual. La historia demuestra que en circunstancias extremas (como aquellas que se han visto en la tierra donde he nacido), es precisamente su misma cultura lo que permite a una nación sobrevivir a la pérdida de la propia independencia política y económica. Toda nación tiene también consiguientemente derecho a modelar su vida según las propias tradiciones, excluyendo, naturalmente, toda violación de los derechos humanos fundamentales y, en particular, la opresión de las minorías. Cada nación tiene el derecho de construir el propio futuro proporcionando a las generaciones más jóvenes una educación adecuada.

Pero si los "derechos de la nación" expresan las exigencias vitales de la "particularidad", no es menos importante subrayar las exigencias de la universalidad, expresadas a través de una fuerte conciencia de los deberes que unas naciones tienen con otras y con la humanidad entera. El primero de todos es, ciertamente, el deber de vivir con una actitud de paz, de respeto y de solidaridad con las otras naciones. De este modo el ejercicio de los derechos de las naciones, equilibrado por la afirmación y la práctica de los deberes, promueve un fecundo "intercambio de dones", que refuerza la unidad entre todos los hombres.


Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha guardado el comentario. Los comentarios están moderados y no aparecerán hasta que se aprueben. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados, no aparecerán hasta que no se aprueben.

Tus datos

(El nombre es obligatorio. La dirección de correo no aparecerá en el comentario.)

Mi foto

Twitter

Buscar


septiembre 2020

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30