« EL PNV PIDE APOYO EUROPEO PARA LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL RÉGIMEN DE MADURO – QUE NO TE ENGAÑEN – | Inicio | LOS HERMANOS HUMBOLDT Y EL PAÍS VASCO »

Comentarios

CAUSTICO

Aznar y Agag asisten a las bodas de la familia del hombre fuerte de Adnan Kashoggi, traficante de armas con quien el hijo de Agag hizo lazos de amistad y negocios.
Este traficante es tío del periodista asesinado por los salvajes de Arabia Saudí, con quienes el yerno de Agag hace también frecuentes negocios.
Lo dijo en el programa LATE MOTIV de Buenafuente el gran Bob Pop, uno de los mejores analistas de los medios españoles que lo hace bajo una perspectiva humorística y friki, pero genial.

CAUSTICO

Trump insulta y amenaza y un tarado neonazi envía paquetes bomba a los enemigos del fascista color naranja.
En España terminará pasando algo así.
¿Verdad Rosita, Pablo, Alberto y Santi?

Señor Negro

Me encanta este artículo no porque revele ninguna gran verdad sino porque resume todas las creencias más importantes de los economistas, como mínimo de los economistas ortodoxos.
El discurso económico ortodoxo es principalmente una visión teleológica de la historia: ya saben los países lo son por su laboriosidad y los pobres por su ociosidad y si trabajamos mucho llegaremos a ser mucho más ricos en el futuro. Es una visión bastante darwinista pues atribuye superioridad cultural a los países más ricos como los anglosajones. Es lo que predican charlatanes como Acemoglu y Robinson en su famoso WHY NATIONS FAIL. No hace falta decir que es un discurso muy grato a los ricos porque asegura que no lo son por haber robado sino por ser más trabajadores que los demás. El problema es que es una visión de la historia totalmente falsa.

La historia del mundo desde el siglo XVIII se podría resumir en dos conceptos: REVOLUCIÓN ENERGÉTICA e IMPERIALISMO. Sobre el primer concepto ya he hablado bastante por aquí así que no les voy a dar mucho más la lata. Digamos que en la Inglaterra del siglo XVIII descubrieron que tenían un tesoro bajo tierra en forma de carbón y se pusieron a despilfarrarlo tan deprisa como pudieron. Luego más tarde en el siglo XIX los yanquis encontraron otro tesoro mineral en forma de petróleo y también lo derrocharon alegremente. Así que con los combustibles fósiles aumentó muchísimo el consumo de energía y se pudo mecanizar la producción. Hoy en día seguimos dependiendo fundamentalmente de los combustibles fósiles y como éstos se agotan nuestra civilización amenaza con colapsar. Por cierto, el sr. Uslar pone de ejemplo la Holanda del siglo XVII como ejemplo de sociedad "dinámica". Pues está reconocido ampliamente que los holandeses consiguieron tener durante el siglo XVI y XVII quizás la agricultura más rentable de Europa pues sus tierras eran extremadamente fértiles. Los holandeses podían conseguir con la misma tierra el doble de cosecha que otros países y como la agricultura era la gran fuente de energía de la época esto les permitía tener más gente en las ciudades alejada de los rigores del campo. Otra vez la energía es clave para entender la historia.

El fenómeno del imperialismo es más complejo pero digamos que una serie de potencias europeas se expandieron por el globo gracias a su superioridad naval. En el siglo XIX los yanquis se sumaron al club de las potencias imperialistas. También Japón se incorporó a este club a finales del XIX pero sus aventuras militares terminaron calamitosamente en 1945. El imperialismo fue visto por Hobson y Lenin como una necesidad de encontrar nuevos mercados por parte de las potencias industriales. Probablemente esta sea una parte de la realidad aunque el imperialismo es un fenómeno histórico mucho anterior a la Revolución Industrial. Seguramente también se trataba de encontrar tierras a las que poder llevar el excedente de población europeo (como por ejemplo en el caso de Australia) pero hoy en día es principalmente un tema de conseguir materias primas. Cuando los yanquis montan bases militares en Arabia no lo hacen porque les interesen los dátiles árabes...

Resumiendo, la creación de riqueza se basa en un mayor consumo de energía (mayoritariamente no renovable hoy en día) y en la explotación por parte de la metrópolis de territorios lejanos que son controlados militarmente. Adam Smith no entendió gran cosa de todo esto pues no supo ver la gran revolución que implicaba el carbón ni la importancia que la India tendría para el comercio británico. Sus ideas se opusieron a las de los fisiócratas y aún hoy padecemos las consecuencias. Mientras los fisiócratas daban a los recursos naturales la importancia que se merecen Adam Smith los ignoró. El émfasis lo puso en una mayor división del trabajo.

Gran parte de la economía moderna es pura creencia y superstición.

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
El comentario no se ha podido publicar. Tipo de error:
Se ha guardado el comentario. Los comentarios están moderados y no aparecerán hasta que se aprueben. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario

Los comentarios están moderados, no aparecerán hasta que no se aprueben.

Tus datos

(El nombre es obligatorio. La dirección de correo no aparecerá en el comentario.)

Mi foto

Twitter

Buscar


mayo 2022

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31